¿Te contrataron por tercerización? Puntos que debes revisar

Publicado el Jueves 14 de Mayo 2020
Categoría:Outsorcing

Si trabajas para una empresa pero tu contrato lo firma otra, posiblemente estés laborando bajo el esquema de tercerización. La tercerización se define como  la contratación que realiza una empresa y que pone a disposición a los empleados para la realización de actividades dentro de otra. Esta forma de contratación es una práctica creciente en México y es totalmente legal.

Todo trabajador debe saber que las empresas tercerizadoras cumplen con todas las prestaciones de ley e implica tener los mismos derechos que cualquier otro empleo como antigüedad, seguridad social, aguinaldo, Afore, INFONAVIT, aguinaldo, vacaciones y prima vacacional. Por ello resulta importante saber si la empresa que los está contratando es legal o sólo simula operaciones.

La Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) ha creado el Sello de Calidad AMECH, en su búsqueda por fomentar el empleo formal y de la tercerización de personal, a través de un servicio transparente, legal y ético. Este Sello de Calidad AMECH es garantía de que la empresa tercerizadora de servicios es legal y responsable, por lo que empleados y empresas que contraten el servicio no tendrán que preocuparse por otra razón que no sea desempeñar sus labores.

Actualmente se calcula que en el país existen aproximadamente 900 empresas de subcontratación, pero sólo 20 cuentan con el Sello de Calidad AMECH, por lo que el trabajador debe informarse sobre la tercerización, y así tener la confianza de contar con un contrato legal que lo respalde y evitar riesgos.

AMECH comparte 5 puntos clave a verificar antes de emplearte a través de una empresa tercerizadora:

  • Si tienes conocimiento de que te contratará una empresa de tercerización, pide que se te explique qué es la tercerización y cómo funciona, así como los términos de tu contratación. De esta forma podrás despejar tus dudas sobre la forma en que eres contratado para que puedas enfocarte en ser productivo, sin preocupaciones porque tengas dudas sobre los montos y fechas de pago de tu salario y prestaciones.
  • Solicita una copia de tu contrato de trabajo. El contrato debe tener nombre, dirección y datos de identificación de la empresa que te contrata. También deberá contener tus datos personales incluyendo tu nombre completo, domicilio, número de seguridad social y RFC, así como indicar el puesto que desempeñarás y el sueldo que recibirás, así como las prestaciones que te corresponden.
  • Verifica que te den de alta ante el IMSS desde tu primer día de trabajo, y que el salario reportado por tu patrón al IMSS sea el mismo que efectivamente percibes. Una empresa formal de tercerización debe respetar el salario real del trabajador al darlo de alta en el IMSS y pagar íntegramente sus contribuciones durante toda su relación laboral.
  • Verifica que las cuotas obrero-patronales que se te descuentan sean las mismas que recibe el IMSS. Esto lo puedes verificar en tus recibos de nómina y consultando periódicamente tu expediente en el IMSS para verificar que tus aportaciones se realicen correcta y oportunamente.
  • Investiga la reputación de la empresa. Busca antecedentes, comentarios y consulta con empresas o trabajadores contratados con ellos. Si la empresa con la que te contratarás cuenta con el Sello de Calidad AMECH, puedes tener la confianza de que serás contratado por una empresa formal.

La tercerización constituye una puerta al trabajo permanente, ya que facilita la transición en el mercado laboral, generando así empleos formales. Tan sólo el año pasado la generación de empleos a través de la subcontratación en México creció 7.4%.

Agradecemos el valioso apoyo de: